“Vayan y testimonien lo que han visto y oído, no con muchas palabras, sino mediante gestos sencillos, cotidianos. No sé si estaré en la próxima JMJ, pero seguramente estará Pedro y los confirmará en la fe”. Esta fue una de las frases con que el Papa Francisco cerró su camino y su misión en el Encuentro con Voluntarios de la JMJ 2019, en el Estadio Rommel Fernández.

El Vicario de Cristo, para este domingo 27 de enero además de ese emotivo encuentro con voluntarios, que contó con bailes y testimonios de jóvenes voluntarios, de Polonia la sede anterior, Panamá la sede actual y Portugal la sede próxima de la Jornada Mundial de la Juventud, también tuvo por la mañana a primera hora la misa de envío en el Campo Juan Pablo II, con sacerdotes, seminaristas, cardenales, peregrinos, voluntarios y políticos de Panamá y otros países en dónde pidió que volveríamos a cada país nuestro y que en cada rincón, se compartiera el mensaje del SÍ de María con el ejemplo, dio su bendición y anunció la próxima sede de la JMJ.

Su Santidad aún tenía una visita importante que cumplir en su agenda, la visita al Hogar El Buen Samaritano de personas con VIH, y como en cada lugar al que fue en esta Capital de la Juventud, llevó bendición, amor y una sonrisa para dar esperanza a los más necesitados.

A las 18:15 horas de la Ciudad de Panamá, el Papa Francisco abordó su avión rumbo a Roma para continuar con sus labores como Sumo Pontífice, pero se va con un corazón lleno de amor de todos los que lo admiramos y por supuesto deja corazones arrepentidos, corazones reconfortados y corazones llenos de esperanza de poder lograr ser mejores.

La Jornada llegó a su fin, pero ahora es dónde en serio comienza el trabajo porque debemos obedecer el mensaje aprendido, ponerlo en práctica y compartirlo, en nuestros hogares, en nuestros trabajos, con nuestros amigos, con nuestras parejas y sabemos que al igual que la labor de los últimos días, no será fácil, pero no necesitamos que sea fácil sino que sea posible.

Radio Estrella aprovecha este espacio para llevarle bendición pero también para agradecerle por estar ahí en el 89.3 FM y en las redes sociales porque todo lo que hacemos no lo hacemos para nosotros, lo hacemos para servile a usted.

¡Adiós Panamá, gracias por tanto y nos vemos en Portugal 2022!