Según palabras del señor Victor Chang, Secretario Ejecutivo de Coordinación de la JMJ, la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá hay que medirla en cuanta fe y alegría se ve en los peregrinos y no en el número de ellos, esto ya que en conferencia de prensa con los medios este lunes 21 de enero, se comentó que a la Ciudad de Panamá no han llegado tantos peregrinos como se esperaban.

Sin embargo, hay números más no un dato exacto, ya que la cifra aumenta cada cierto tiempo y por tal razón no tienen seguridad. De lo que sí hay seguridad es de la energía, ánimo y entusiasmo que los peregrinos extranjeros y panameños, tienen.

Peregrinos que se levantan temprano, caminan bajo el sol, transpiran, que cumplen con su misión y aún así tienen una sonrisa en el rostro, porras entre sus grupos, banderas de su país y de la JMJ en sus mochilas a las espaldas.

Peregrinos iguales a los 800 guatemaltecos que llegaron de la Diócesis de Penonomé con destino a la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, Ancon y Sagrado Corazón de Jesús donde luego de tener un cálido recibimiento fueron repartidos con sus familias de acogida.

La JMJ y los católicos están disfrutando cada momento y están ansiosos por la cuenta regresiva de la llegada de su Santidad el Papa Francisco, por eso la Jornada Mundial de la Juventud es pura fe y emoción.